Primavera

Después de un tiempo reaparecen los posts en el blog. La pausa se ha debido a mi colaboración con el blog de Profoto, marca de la que soy embajador. El primer post que realicé para la marca coincidió con la llegada de la Primavera. Pensé en hacer una fotografía que conmemorase de algún modo esta estación, cuando la naturaleza se despierta del largo sueño que ocurre en el invierno y se respira un aire más cálido, agradable.

Una chica “recostada” sobre el agua, como si estuviese en un estanque poco profundo, me pareció una idea que podía ilustrar muy bien la sensación que quería transmitir. Para ello montamos una especie de estanque con un plástico negro resistente. La hermeticidad era buena pero el color de fondo no era el adecuado. Colocamos entonces una lona azul que “daba el pego” de ser el fondo de una piscina, aunque la textura de la lona distraía la atención. Luego en post producción quitamos su textura.

La primer imagen la realicé solamente con una ventana octogonal pequeña, de 60 centímetros de diámetro. Como el plano no era muy abierto y la atención se centraba en la cara ya me iba bien que la luz se concentrase en su cara y perdiese potencia a medida que se alejaba del rostro, creando una hermosa luz de aspecto muy natural.
El día era despejado y la luz del sol era muy dura y potente. Lo primero que hice fue colocar una superficie difusora sobre “el estanco” para disminuir la influencia de la luz del sol sobre el set. Luego coloqué la ventana casi cenitalmente, un poco desde atrás para lograr cierto volumen sobre la cara de la modelo.

Para la segunda foto, coloqué un segundo flash a la izquierda de la cámara con una caja de luz rectangular y una gelatina azul dentro. El kit de gelatinas OCF de Profoto es muy fácil de montar y dispone de los colores mas populares de uso. En esta ocasión coloqué un gel CTB (color temperature blue) para “engamar” la dominante sobre el rostro con el color de fondo de la “piscina”. En ambos casos trabajé con flashes Profoto B1 por la comodidad de trabajar sin cables en un set de este tipo.
El segundo punto de luz cumplió la tarea de ser una luz de efecto sobre el pelo y su cara, tiñendo levemente de azul su piel. Al tratarse de una fuente de luz suave, no marcó sombras sobre el rostro y distribuyó uniformemente la tonalidad azulada. La luz que producía esta luz de efecto estaba un paso por debajo de la potencia de la luz principal producida por la pequeña ventana octogonal.

Finalmente abrí algo el encuadre y complementamos su ropa con accesorios blancos para disponer de más texturas en la imagen final.

Para aprovechar la sesión realicé una segunda fotografía con la modelo de pie apoyada en una pared de pizarra. La pared era muy oscura por lo que decidí mojarla y así producir brillos alrededor de su cabeza. Volví a utilizar la ventana octogonal pequeña para lograr un brillo circular.

Como la fotografía se realizó en exteriores, aproveché algo de la luz natural para que funcionase como luz de relleno a la luz que producía la ventana octa. Para ello trabajé con una velocidad de obturación no muy rápida y con un diafragma algo abierto.

Por último, quise aprovechar la sesión y probar los Profoto Monolights D2 y su alta velocidad de disparo. Gracias a su capacidad de congelar una acción a una velocidad que puede llegar hasta 1/63 000 de segundo, el D2 redefine el concepto de velocidad de los flashes compactos. Pero lo probaremos con otro sujeto ya que luego de algunas fotos la modelo sintió mucho frío y decidimos que éstas fotos era mejor dejarlas para el verano.

  Esquema de iluminación

Primavera.pdf

Reservados todos los derechos. © Marcelo Isarrualde
Prohibida toda reproducción parcial o total sin el consentimiento escrito del autor.